UK: 1st Day – So Excited To Start Our Time in England!

viaje-al-extranjero
viaje al extranjero

UK: 1st Day – So Excited To Start Our Time in England!

¡Hola! ¿Qué tal estáis tod@s después de la despedida? ¡Nosotr@s muy bien, ya en Reading, así que a partir de hoy abrimos el blog! A través de este blog os contaré todos los días lo que hemos hecho, nuestros horarios y, en general, cualquier novedad importante que haya ocurrido, ¡todo ello con muchas fotos! Yo escribo las entradas al final del día para ser publicadas, a ser posible, al día siguiente, aunque si algún día veis que la publicación se retrasa un poco, no os preocupéis: ¡algunos días tenemos tantas cosas para hacer que no da tiempo a sentarse a escribir! Para esas ocasiones siempre podéis meteros en la cuenta de Instagram de Tatanka, donde periódicamente vamos subiendo fotos de lo que estamos haciendo prácticamente en el mismo momento.

Y después de esta breve introducción, toca lo que realmente importa, ¡lo que hemos hecho hoy domingo! Después de despedirnos de vosotr@s en Barajas, hemos pasado por los controles de seguridad sin ningún problema e incluso hemos tenido una media hora para comer nuestros bocadillos (¡gracias padres y madres por ellos! 😉 ) y empezar a conocernos. En este pequeño descanso he creado un grupo de WhatsApp con l@s acampad@s por donde me comunicaré con ellos sobre todo en los días de excursiones, para recordarles los puntos y momentos de encuentro después del tiempo libre.

En este breve momento de tiempo libre ya he visto que el grupo de tatanker@s ha cohesionado muy bien, enseguida tod@s l@s acampad@s han encontrado otra persona con la que les gustaría estar en las habitaciones en Reading, así que la organización de habitaciones ha sido muy fácil de hacer. Es genial ver cuando un grupo funciona bien, ¡así que mejor comienzo para nuestras dos semanas, imposible!

El vuelo de Madrid a Londres ha ido tan bien como el trámite por el aeropuerto de Barajas, nada reseñable a destacar, que, en estos casos, es lo mejor que se puede decir. Cuando hemos llegado a Londres, l@s chic@s estaban ya deseando llegar a Reading, así que se nos ha hecho algo aburrida la espera y los controles en Heathrow, aunque tampoco nos hemos demorado mucho en ellos. De hecho, l@s agentes que nos han revisado los pasaportes a la llegada eran sorprendentemente simpátic@s e incluso han empezado a hablar con algun@s de l@s acampad@s, preguntándoles a dónde iban y deseándoles una buena estancia en Inglaterra. Estas conversaciones en inglés se unían a mi cambio de idioma, porque desde el momento en que hemos aterrizado en Londres he comenzado a hablar con l@s acampad@s sólo en inglés, ¡así que de pronto se han visto inmersos en el idioma! Por supuesto, al principio cuesta un poco el cambio, pero como l@s chic@s han comprobado que, cuando me hablan en español, no les respondo (a menos que sea una emergencia, claro), en seguida han empezado a intentar comunicarse en inglés conmigo.

Una vez hemos salido del aeropuerto de Heathrow, nos ha recibido un monitor de UKLC, que nos ha guiado hasta el bus que nos llevaría a Reading. Hemos tenido que esperar unos 15-20 minutos a que el bus llegase, un tiempo de espera normal teniendo en cuenta todo el tráfico que se mueve alrededor de Heathrow. En el bus, l@s chic@s han recibido con un entusiasmo verdaderamente gracioso el aire acondicionado, ¡casi parecía que veníamos de Islandia en lugar de de España y que nunca antes habíamos estado en un lugar caluroso!

En el trayecto en el bus he organizado la división de habitaciones para Reading. He ido colocando a l@s tatanker@s con las personas que he visto que habían congeniado más durante el trayecto y después les he preguntado si les parecía bien la organización o si querían algún cambio. Como he dicho antes, ha sido todo muy fácil, tod@s están content@s con sus compañer@s y la distribución de habitaciones, ¡así que perfecto!

Una vez en Queen Anne’s School nos ha recibido Adam, el manager de UKLC. Tras darnos la bienvenida, nos ha mostrado dónde podíamos dejar las maletas y nos ha guiado hacia el comedor para cenar… a las 7. Horarios cien por cien británicos, aunque me ha sorprendido que l@s chic@s no se han quejado. Simplemente han cogido sus platos y se han puesto a comer, así que imagino que en verdad ya había algo de hambre.

El comedor es una sala muy moderna, con todas las paredes (excepto la zona de la cocina, por supuesto) acristaladas y decorado en blanco y negro. Hay tres zonas: una pequeña a la derecha con platos, vasos y lo que parece que será el área para los boles de fruta y yogur en el desayuno; una zona central subdividida en dos partes, una con platos principales (siempre hay una opción vegetariana y una con carne) y otra con acompañamientos; y una última zona alargada a la izquierda que hoy tenía varios boles con queso, lechuga, tomate, etcétera, preparados para completar los burritos que podíamos tener.

De platos principales hoy había los mencionados burritos de carne y lasaña vegetariana y de acompañamiento, guisantes y patatas con queso y salsa de tomate, todo ello junto con la opción de pan de ajo. El comedor es tipo buffet, de modo que l@s acampad@s pueden coger tanta comida como quieran, aunque sólo uno de los platos de cada una de las dos partes de la zona central. Es decir, o bien se coge lasaña, o bien se coge burrito, y o bien se piden guisantes, o bien se piden patatas. Según mi experiencia el año pasado en Chichester con la misma empresa, el personal de cocina no es muy estricto con esto, así que si se quiere repetir y probar el segundo plato principal disponible, se suele poder, pero se establece en un principio este sistema para garantizar que hay comida para tod@s l@s chic@s en el campus y también para reducir la cantidad de comida que se tira. Después de comer, cada un@ tiene que coger su bandeja y ponerla en una pila para que después puedan ser recogidas.

Después de cenar, hemos tenido una media hora para ir a las habitaciones. Estamos en un edificio de tres plantas, llamado “Holmes House”. En la primera planta están las zonas comunes: un recibidor con libros y sofás, una habitación de lavandería, una cocina bastante grande y un salón definitivamente muy grande con varios conjuntos de sofás. Mañana haré fotos de todas las partes de la casa y así podéis haceros una mejor idea de dónde estamos. En la segunda planta hay varias habitaciones, aunque las nuestras están en la tercera planta, todas en un mismo pasillo, excepto una habitación que está al otro lado del descansillo, aunque pegada a nosotr@s. Las habitaciones son dobles y tienen todas armarios muy amplios, dos escritorios y un baño con ducha.

La actividad planeada para esta noche era ver una película, algo más tranquilo después de todo el día de aquí para allá. Sin embargo, el firewall de la red bloqueaba Netflix, así que al final hemos optado por juegos. Personalmente, creo que ha sido un incidente afortunado, porque después de tantas horas sentad@s se agradece moverse un poco; de hecho, ningun@ de l@s chic@s se ha quejado por el cambio de planes. Al contrario, tod@s se han unido a los juegos con mucho entusiasmo. Estos juegos, guiados por vari@s monitores de UKLC, han sido béisbol, un juego con frisbee y otro de coordinación con una pelota. Hemos jugado con vari@s chic@s rus@s, con los que compartimos la “Holmes House”.

Después de los juegos l@s tatanker@s han tenido tiempo libre. Un grupo de chicas se ha puesto a jugar a pases de voleibol, otra se ha sentado a charlar y ver si conocían a otr@s de l@s acampad@s en el campus y los chicos, junto con vari@s chic@s rus@s, han comenzado a jugar a…exacto, fútbol 😉 Cuando las chicas se han cansado de jugar y los monitores de UKLC han recogido el balón de fútbol, l@s tatanker@s se han subido a sus habitaciones, a disfrutar de su tiempo libre en ellas.

Generalmente se deja estar con el móvil desde las 6 de la tarde (si algún día se termina alguna actividad algo más tarde, repartiré los móviles más tarde, pero intentaré que seamos siempre tan puntuales como sea posible) hasta las 11 de la noche. Los días de excursiones l@s chic@s tendrán el móvil consigo mientras dure la excursión, es decir, los días que nos vayamos el día entero, les daré el móvil después de desayunar y hasta las 11 de la noche, pero los días en que nos vayamos sólo por la mañana o por la tarde, l@s chic@s estarán con el móvil sólo durante la mañana o la tarde. Si dejásemos que estuviesen todo el día con el móvil consigo, probablemente se distraerían un poco durante las clases o las actividades, así que mejor favorecer que puedan sacar el máximo provecho del campamento y que puedan aprender el máximo de inglés.

Esta noche, puesto que era la primera, y estaban l@s chic@s algo alborotad@s y, aparte, estaba yo recogiendo toda la documentación, dinero, etcétera, nos hemos ido a dormir un poco más tarde de lo habitual, como a las 12 en lugar de a las 11. Como hacía calor, much@s de l@s chic@s han dejado las puertas de sus habitaciones abiertas, pero yo he estado trabajando en el pasillo hasta tarde y no ha venido nadie, así que estaba muy tranquilo y aún con la puerta abierta se podía dormir sin problemas.

Y así han terminado l@s tatanker@s en Inglaterra: ¡reponiendo fuerzas para estas dos semanas que vienen! Mañana tenemos el test de nivel de inglés y las primeras sesiones de actividades con los diferentes tipos de especializaciones: danza, teatro, multi-activity, etc. ¡Estamos deseando ver a qué juegos vamos a jugar! Por supuesto, compartiremos lo que hagamos con vosotr@s a través de este blog, así que… keep an eye on it to stay updated and good night!

 

Compartir Artículo