UK: 14th Day – Back to London and Almost Back to Spain Too!

UK: 14th Day – Back to London and Almost Back to Spain Too!

¡Hola! ¡Ya casi estamos en España! Pero, antes de volver a casa, ¡hemos terminado el campamento a lo grande, con una excursión de día completo a Londres! En concreto hemos ido a Greenwich.
Para esta excursión hemos tenido que levantarnos unos 15 minutos antes de lo habitual, para asegurarnos de que salíamos con tiempo, ya que Greenwich es una zona de Londres más alejada y el trayecto para llegar hasta allí dura entre una hora y media y dos horas en función del tráfico. Después del desayuno (británico), hemos recogido nuestros almuerzos (tras algo de espera) y subido a nuestro autobús, donde, una vez más, las tatankeras han repasado los últimos grandes éxitos pop y trap. No obstante, al poco much@s de l@s chic@s estaban durmiendo, ¡probablemente mañana van a llegar a casa bastante cansad@s!


Finalmente hemos llegado a Greenwich a las 11 de la mañana, justo a tiempo para nuestra visita al Real Observatorio, donde se encuentra el meridiano de Greenwich, que divide latitudinalmente el mapa del mundo y constituye el meridiano base para la medida de todas las longitudes y, por tanto, las zonas horarias también. Además de la línea de este meridiano, en el Real Observatorio se pueden ver los instrumentos de trabajo y estancias del primer astrónomo real en Reino Unido, del siglo XVII, así como diferentes tipos de satélites, meteoritos, relojes, mapas astronómicos y fotografías relacionadas con esta área.

Del Real Observatorio nos hemos movido al Museo Marítimo Nacional, un museo de tres plantas con un poco de todo relacionado con los mares: desde partes de embarcaciones antiguas hasta pinturas sobre distintas batallas marítimas, pasando por pertenencias de Horatio Nelson o exposiciones sobre la Real Compañía de las Indias o las migraciones marítimas a lo largo de la historia de la Humanidad. La única pena del museo es que, debido a la sequía que está atravesando Inglaterra, los alrededores del museo no eran un parque como normalmente debiera ser, sino que toda la hierba estaba amarilla. Nos ha servido igualmente para hacer nuestra pausa para la comida; además, había al lado de la entrada del museo un puesto de helados, así que más conveniente imposible.

La siguiente parada en nuestra visita a la zona de Greenwich ha sido el Cutty Sark, un velero del siglo XIX utilizado para transportar té entre China y Gran Bretaña y que desde 2014 está abierto al público. El velero ya sólo por su interior merece la pena, es una construcción impresionante y preciosa. Dentro tiene una exposición sobre el comercio del té y su importancia dentro del engranaje imperial británico, así como las estancias originales (camarotes, cocina, salón, etcétera) del velero. En la zona de cafetería había además varios mascarones de proa muy coloridos.

Después de este recorrido por los puntos más destacados de Greenwich, ha llegado el deseado momento del tiempo libre. Puesto que Greenwich en sí no es la mejor zona para comprar en Londres, hemos pedido a nuestro autobús que condujese al centro comercial más cercano, que estaba a unos 15 minutos. Era uno de estos centros de afueras muy grandes y con un poco de todo: los imprescindibles Primark, Topshop, Poundland y JD Sports, pero también Decathlon, Starbucks y varias marcas de ropa menos conocidas. L@s chic@s han podido estar en este centro en torno a una hora y media y de nuevo lo que han comprado han sido dulces y patatas fritas, ropa de calle ellas y ropa deportiva ellos. ¡Hoy por la noche puede que sea interesante intentar cerrar algunas maletas!

Con este tiempo libre se terminaba nuestra segunda visita a Londres, a una zona menos conocida o turística de la ciudad en comparación con la de nuestra primera excursión, pero igualmente muy interesante.
El autobús que nos ha llevado de vuelta a Reading ha tardado un poco en aparecer (unos 15 minutos aproximadamente), así que el viaje de vuelta al campus se nos ha alargado unas dos horas. La decisión sobre cómo aprovechar estas dos horas de trayecto ha sido prácticamente unánime: casi tod@s nos hemos echado una cabezada… ¡o dos! Preveo (y deseo 😉 ) que el bus mañana a Heathrow y después el vuelo a Madrid van a ser bastantes tranquilos…
Como hemos llegado al campus en Reading a las 7 de la tarde hemos ido directamente al comedor a por nuestra cena, ¡hamburguesas con patatas fritas! Había tres opciones para hamburguesas: de ternera, de pollo y vegetariana con remolacha y frijoles. Además, había tomate, queso, maíz, pepino y lechuga para añadir a la hamburguesa, así como mostaza y kétchup para las patatas fritas.
Finalizada la cena l@s tatanker@s han ido a ducharse y a empezar a preparar las maletas para a las 8 comenzar la velada, que hoy ha sido la Noche de Casino. En esta velada l@s acampad@s se han dividido en grupos para participar en diferentes juegos como beer-pong (pero con agua, claro), juegos de cartas, la ruleta, un reto de coger manzanas de un barreño de agua con la boca, una estación de pintacaras y un último reto de carácter deportivo por el que se tenía que completar un circuito con una pelota de baloncesto, una de fútbol y una de hockey. Antes de empezar a jugar tod@s l@s grupos han recibido dinero que, después, tenían que apostar para poder participar en las actividades. El grupo ganador era, claro, el que terminase la velada con más dinero.

Al final de la velada l@s monitores de UKLC se han despedido de tod@s l@s que nos vamos mañana (algunos grupos se quedan una tercera semana aquí) y ya se han dado las primeras despedidas y lágrimas. También se han planeado las quedadas esta noche pero, mala suerte para l@s tatanker@s, a mí por las noches siempre me suele quedar bastante trabajo por hacer, así que suelo quedarme despierta hasta bastante tarde. De hecho, ya se han abierto en el pasillo algunas puertas, pero al verme se han vuelto a cerrar 😉
Esta noche, por ser la última, he dejado a l@s tatanker@s que estuviesen más tiempo con l@s amig@s fuera de nuestro edificio. También les he dejado casi una hora más de teléfono móvil, que he recogido a las 12 de la noche. Eso, sumado a que mañana probablemente tengamos que levantarnos una media hora antes de lo habitual para asegurarnos de que las maletas estén hechas a tiempo, refuerza mi predicción de un bus y un vuelo bastante tranquilos mañana.
Con respecto al día de mañana, el plan es el siguiente: para las 9 de la mañana nos gustaría tanto a mí como al mánager de UKLC que todas las habitaciones estuviesen lista, para que pudiesen ser revisadas. Si no hay nada roto, se devolverá la fianza inicial de 25 euros o libras. Si, sin embargo, hay algún desperfecto que no estuviese cuando l@s tatanker@s llegaron a sus cuartos, l@s tatanker@s que hayan estado en las habitaciones con desperfectos se quedarán sin la devolución de su depósito.
Después de esta revisión, nos gustaría ir de nuevo al centro comercial en Reading para terminar de realizar las últimas compras y gastar las últimas libras. Sin embargo, esta parte del plan dependerá de cuán rápidos sean l@s chic@s preparando sus maletas. Tanto si vamos al centro comercial como si no comeremos en el colegio y a la 13:00 llegará el bus que nos llevará hasta nuestro aeropuerto. Con respecto a los móviles, los daré seguro por la mañana si vamos al centro comercial; si, por falta de tiempo, terminamos quedándonos en el campus y jugando algunos juegos, tal vez no dé los móviles hasta el momento de irse al aeropuerto para asegurar que l@s chic@s no están distraídos por sus móviles… De todos modos, eso no está fijo, lo iré evaluando mañana según vea a l@s chic@s.
Esta es muy probablemente la última entrada del blog, así que toca el momento de las despedidas. Ha sido un placer ser monitora de vuestr@s hij@s en este campamento, tod@s en el equipo de Tatanka hemos trabajado lo mejor posible para asegurarnos de que todo va bien y de que l@s tatanker@s se divierten y, al mismo tiempo, aprenden. ¡Esperamos que hayamos podido cumplir con estos objetivos y que el año que viene veamos de nuevo caras repetidoras para nuestra próxima aventura en Inglaterra! Thank you for your trust in us and see you next year!

Compartir Artículo